martes, 14 de enero de 2014

Una pelota que vale por mil

Uno de los propósitos de este año para muchas personas es cuidarse más y tener mejor cuerpo. Pues ya no hay excusas. Seguro que tenéis una pelota en casa, ¿verdad? Pues entonces ya tenéis un perfecto aparato para ejercitar el cuerpo. Puedes fortalecer tus abdominales, piernas y glúteo. Coge tu pelota y ¡vamos a ello!

 

Con este sencillo movimiento ya estamos fortaleciendo toda nuestra zona abdominal. Para llevarla a cabo tenemos que estar algo inclinadas, no sentadas rectas, como veis en ambas fotos.
 
 
Con el siguiente ejercicio seguimos fortaleciendo abdominales, pero en este caso la zona inferior, es decir la de la tripita. Es genial si tenemos esa zona flácida puesto que con estos sencillos ejercicios se pondrá más fuerte.
 
 
 
Y vamos ahora con las abdominales de toda la vida, solo que con la pelota debajo de nosotras no nos costará tanto y además no dañaremos ni las cervicales ni las lumbares. La pelota que yo uso es blandita, por lo que mucho mejor ;) (Me costó como 3 o 4 euros en Decatlón).
 
 
 
Y con este último ejercicio "la tabla" lo que hacemos es tonificar toda la tableta: las abdominales superiores, centrales e inferiores.
 
 
¡Y vamos ahora con las laterales! Para la siguiente tanda también tenemos que estar algo echadas para atrás, no tenemos que hacer un ángulo de 90º porque entonces no hacemos bien el ejercicio. Y una vez colocadas, con la pelota alejada del pecho, la llevamos a derecha e izquierda. Con cada movimiento fortalecemos uno de los laterales.

 
¡Y seguimos con las abdominales laterales! El siguiente ejercicio consiste en acercarnos lo más posible a nuestros tobillos con la pelota entre las piernas. Desde el suelo subimos lateralmente todo lo que podamos y bajamos. Todo lo más lento que podamos. Y la cantidad de veces que creamos conveniente. 
 

 
Y ya que estamos tiradas en el suelo de manera lateral, os propongo subir y bajar las piernas sin mover el tronco. Así seguimos tonificando las abdominales laterales, sobretodo las inferiores, las de la tripita.


 
Dejamos ya las abdominales, que les hemos dado un buen tute por hoy y vamos con las piernas. Colocando el balón como veis en la siguientes fotografías logramos mantener mejor el equilibrio, y una vez así subimos leeeentamente una pierna y la bajamos de igual manera. Unas cuantas veces con cada pierna. Así las tonificamos tanto por su zona interior como exterior.  

 
Y una vez tonificados los laterales de las piernas, vamos con la zona anterior y posterior. En el siguiente ejercicio las primeras veces te costará mantener el equilibrio, pero ya verás que seguro que lo pillas rápido, sólo es cuestión de practicar. ¡Y ya verás qué buenos resultados!


Y una vez terminada nuestra tanda de ejercicios toca estirar. Para las piernas seguro que conoces muchos estiramientos. Para la espalda te recomiendo estos dos. Para mí son imprescindibles.
 
Este primero, con la pelota en la barriga (si es dura quítala y hazlo sin nada) tienes que levantar brazos y piernas. Tienes que meter el ombligo hacia dentro todo lo que puedas. Te ayudará a no dañar tus lumbares y fortalecerlas. 

 
Este otro te ayudará a estirar la espalda. Colócate en esta posición y estira los brazos todo lo que puedas. Y quédate unos cuantos segundos en esta posición. Ya verás como notas mejoría al instante.
 
 
Y si eres de las personas a las que le duele la espalda habitualmente, sin necesidad de hacer ejercicio ni nada, te recomiendo que hagas este estiramiento cuando te levantes, desde tu misma cama.
 
Pues esto es todo por hoy, ya veis qué fácil es ponerse en forma desde casa.
 
Recuerda que lo importante siempre es dar el primer paso.
 
¡Que paséis un Gran día!
¡¡Besazos!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogging tips