lunes, 13 de enero de 2014

Imprescindibles para ir de rebajas

Aun no he ido a la jungla femenina de enero, es decir, a las rebajas. Pero tengo claro cómo voy a vestirme el día que me lance (que probablemente sea en las segundas rebajas). Está decidido. Este año no caigo en lo de siempre: bolsas de una mano, perchas de otra, que se me cae el bolso, que ya no tengo manos para toquetear más ropa... Este año voy cómoda y sin complementos.


Pasaré de los tacones y con la ropa no haré lo de otros años de ir con vestidos (hay gente que me dice que jamás me ha visto con pantalones...y es verdad). Este año voy a usar ropa fácil de quitar y poner para poder probarme todo lo que me apetezca sin agobiarme. Y otra cosa que seguro haré es ir con un bolso de colgar cruzado, porque ya he comprobado lo que es ir con el bolso, tres perchas, dos bolsas... Uffff ¡Qué agobio! Bolso cruzado ¡y listo!


Como pantalones prefiero leggings; cómodos y fáciles de poner, quitar y combinar. Como calzado me olvidaré de cordones, cremalleras, hebillas... y que sea plano, para patear. Como estas botas, que además son muy calentitas. O estas que me trajeron SS.MM. Los Reyes Magos de Oriente y estoy deseando estrenar.
Lo de los pantalones... no sé como no lo he hecho antes. Siempre me probaba pantalones con medias... y como que no. Y encima tenía que buscar una camiseta para ver cómo quedaban... Y si lo que quería era una parte de arriba, pues lo mismo pero al revés. Un lío.
Los pantalones los llevaré con jersey o camisa pero si es así, que sea ancha y me la pueda sacar por la cabeza sin tener que quitar botones.

Que sea algo fácil de poner y quitar, como esa camisa o este jersey, que, a pesar de ser un cambio, es oficialmente mi primera adquisición en las rebajas. ¡Por 9,90 €!

Y para quien no le gusten los leggings o no le queden bien, siempre está la opción de los vaqueros, que nos hace ir más monas y, por lo general, nos hace mejor tipo.
Yo casi que este año prefiero llevar un bolso pequeño. Sólo con una cartera, el teléfono y las llaves, que cuánto más grande, más lo llenamos. Que ya nos conocemos. Y seguro, segurísimo, que no llevaré complementos; ni gorros, ni pañuelo, ni gafas ni nada de nada, que son un engorro y puedo perderlos.

Y volviendo al calzado, siempre está la opción de las bailarinas. Yo no soy muy partidaria de ellas en invierno porque soy muy friolera... Pero cada una somos un mundo. 
Pues nada más, chicas. ¡Ya estamos preparadas para las rebajas! Ahora sólo nos falta dinerito para gastar y, lo más importante, ceñirnos a ese presupuesto.
Recuerda que no es más Feliz quien más tiene, sino quien menos necesita.
¡Que paséis un Gran día!
¡¡Besazos!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogging tips