lunes, 9 de diciembre de 2013

Tarjetas de Navidad caseras

¿Os acordáis cuando recibíamos cartas? Era una comunicación directa, cercana... No digo que ahora los "mail" no lo sean, pero es otra cosa... Ahora es más rápido pero, en mi opinión, le falta encanto. ¡Pero en Navidad todo es posible! Hasta que llegó whatsapp aún recibía Felicitaciones Navideñas en mi buzón. ¡¡Qué ilusión tan grande cada vez que llegaba una!! Este año la nostalgia y este blog han hecho que me decida a crear mis propias Felicitaciones.
 

¿A qué os gustaría recibir tarjetas por Navidad hechas por las personas que te quieren para TÍ? Pues a ellas también las gustaría, así que, ¡vamos a ello! Es fácil y potencia tu imaginación. Es más barato comprarlas (en un Todo a 100, claro)... pero no son tan chulas ni dan tanta satisfacción ni para ti ni para ellos... ¡y no es nada caro! En total me he gastado 18 euros y he hecho 8 felicitaciones. Estos son los "ingredientes": 4 cartulinas rojas, pegamento con purpurina, arbolitos de navidad de fieltro y otros motivos navideños, decoraciones varias, cintas con decoración navideña... y para enviarlas, ¡sobres de colores!
 
 
La verdad es que un nunca las había hecho y me he lanzado a la aventura sólo con la ayuda de mi imaginación. Corté la cartulina de un tamaño acorde a los sobres y me puse manos a la obra.
 
 
En la cara principal he puesto un arbolito en cada uno y otros detalles personalizados. Por dentro también he escogido la decoración que a cada una más, creo yo, le iba a gustar. También elegí otro motivo de fieltro para el interior de la tarjera, y ahí escribí la Felicitación para cada una. Eso es demasiado personal como para poneros un ejemplo...





 
Para mí lo más importante es que en todo momento estuve pensando en la persona a quien iba dirigida la tarjeta. Pensé en la portada, las decoraciones, en lo escrito y hasta en el color de los sobres. Y si para mí es lo más importante, entiendo que para la persona que la recibe también.
 
Tal vez no sean las tarjetas más bonitas ni perfectas del mundo, pero están hechas con todo el corazón.
 
Recuerda que, como dice el viejo dicho, la intención es lo importante. Y si haces algo manual, lo tocas, lo creas, lo sientes... Siempre será mejor que reenviar un e-mail.
 
¡Que paséis un Gran día!
¡¡Besazos!!

5 comentarios:

  1. Me gusta mucho se ve que lo haces con el corazon, felicidades!!!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias! Me emociona tu comentario. Quiero desde lo más profundo de mi corazón a las personas a quienes se lo he enviado... Tienes razón. ¡Feliz Navidad!

    ResponderEliminar
  3. Todo eso lo transmitessss! **
    No puede ser más bonitaaa! Adorna mi casa p estas navidadessss tan especiales!
    GRACIASSS preciosaaaa!

    ResponderEliminar
  4. Es verdad! El cariño llega totalmente. A mi, recibir la mia me ha hecho mucha ilu :))

    ResponderEliminar
  5. Yuhuuuu Eso es lo que buscaba; sonrisas y emociones. Por eso lo pongo también en el blog, para que mucha más gente pueda hacer feliz a muchos más. ¡Venga, chicas! No cuesta tanto y a mí me ha encantado hacerlo y pensar en cómo iban a sentirse cada una de las personas a las que se las he enviado: mis abuelos y 7 amigas, grandes amigas. ¡Venga, manos a la obra!

    ResponderEliminar

Blogging tips