martes, 5 de noviembre de 2013

Quema grasa y tonifica tu cuerpo ¡con una silla!

Como ayer os propuse una receta de tarta de zanahoria... ¡Hoy vamos a quemarla!

Muchas no tenéis tiempo para ir al gimnasio, o a lo mejor os da pereza o, simplemente, no os da la gana ir. Pues desde hoy no hay excusas para tonificar tu cuerpo sin salir de casa. Sólo necesitas 15 minutos al día (o los que tengas o quieras) y una silla. Fortalecerás piernas, brazos, abdomen y glúteos. Venga ¡Ponte a ello! No lo dejes para mañana. En cuanto empieces te sentirás orgullosa de ti misma, y tu cuerpo te lo agradecerá ;))

Con esta postura, subiendo y bajando una pierna fortalecemos nuestras abdominales y con más ahínco las inferiores (la zona de la tripa). Hay que hacer una tanda de diez o quince seguidas con cada pierna y repetirlo las veces que creas oportunas. Tres con cada pierna estaría muy bien.
 


 
Ahora vamos con el culete, y la zona posterior de nuestros muslos. Además, con esta postura seguimos trabajando la zona abdominal. Ya veis qué fácil es. Sólo hay que subir y bajar nuestro cuerpo haciendo fuerza con el trasero. Muy fácil y ¡muy efectivo!

 
Y ¡seguimos con las abdominales! Este ejercicio, recogiendo lo más cercano al pecho que podamos nuestra pierna y luego estirándola consigue que trabajemos las abdominales , sobretodo las inferiores. y también la parte delantera de nuestro muslo. Es un ejercicio muuuuy completo porque además también estamos fortaleciendo nuestros brazos.


 
Este ejercicio es buenísimo para varias cosas, entre ellas, que mejoramos nuestro equilibrio. Pero si pruebas a hacerla en casa verás también como mejora la tonificación de tus piernas; tanto de muslos como de gemelos.

 
 
¡Y ahora vamos con los brazos! Con este ejercicio trabajamos bíceps y tríceps. Es decir los músculos delanteros y traseros del brazo, y así ya de paso evitamos los "colgajos" jeje. Vamos, que con este ejercicio fortalecemos muuuucho nuestros brazos ;)
 
 
¡Subiendo y bajando de la silla! Este ejercicio es muy bueno porque quemas grasa y fortaleces piernas. Pero cuidadooooo no te caigas de la silla. Yo la agarro el respaldo porque me da miedo caerme. Soy un poco (muy) torpe y la silla me tiembla, así que más vale prevenir que lamentar... En este ejercicio en concreto es muy importante la silla qué elegís.
 

Y volvemos con los brazos. Es que es mejor ir alternando los ejercicios para no cargar demasiado ningún grupo de músculos. Es decir, que si hacemos seguidos todos los de brazos nos va a costar mucho más y vamos a hacer menos tandas porque nos "picarán" esos músculos. Así que los ejercicios de bazos, que son generalmente los más duros, yo no los hago seguidos. De hecho yo los voy alternando todos; hago uno de piernas, luego abdominales, luego brazos y vuelta a empezar.


 
Y vamos a terminar con unas abdominales laterales. Además, al estar sujetas a la silla con el brazo, también los fortalecemos. Como en casi todos los anteriores lo bueno es que hagamos varias repeticiones en 3 o cuatro tantas. No es bueno hacer el mismo ejercicio 30 veces seguidas, por ejemplo. En ese caso sería mucho mejor hacer 3 tantas de 10 repeticiones o 2 de 15. Entre tanta y tanda apenas hay que descansar unos segundos o aprovechar para cambiar de lado.
 
Pues ya veis que gimnasio más barato hemos montado. Lo dicho, ya no hay excusas para no cuidarnos, ya no vale decir que no tenemos tiempo, dinero o que el gimnasio nos pilla lejos...
 
Recuerda que es mejor que dejes de luchar contra los demás y luches contra ti misma.
 
¡Qué paséis un Gran día!
¡¡Besazos!!
 
P.D: Mi look del calcetín es porque sigo con el dedo del pie roto... :(

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogging tips