viernes, 8 de noviembre de 2013

Esas grandes olvidadas... Las cejas

A la hora de arreglarnos seguimos siempre unas rutinas... Nos duchamos, nos vestimos con la ropita que ya tenemos más o menos elegida o sobre la marcha, nos peinamos, nos maquillamos, metemos las cosas en el bolso, ¡y a la calle!. Y... ¿Las cejas? Mientras te pintabas la cara... ¿has pensado en ellas? Pues son importantísimas, pero casi ninguna de nosotras lo hacemos. Yo hasta hace un par de meses parece que no supiera que estaban ahí... Sí, las depilas cuando ves pelillos sueltos, sobretodo en el entrecejo, y ya está. Pues me he dado cuenta de que arreglarlas cuesta muy poco y da un resultado impresionante. Nos cambia totalmente la cara y la expresión, ¡mira!
 
No hace falta que os diga cual es la que está arreglada y cual sin arreglar... ¿Veis cómo cambia? Muchas veces vemos a algunas Celebrity y pensamos ¿cómo pueden estar tan guapas? (sobretodo porque también las vemos luego sin maquillaje...y (mejor me callo). Pues uno de las claves, además del maquillaje, que ya os daré algunos trucos en breve, son precisamente sus cejas. Los "ingredientes" que se necesitan para unas cejas sexys y perfectas son pocos, fáciles de encontrar y baratos:

 
 
 
Lo primero que tenemos que tener claro es la ceja que queremos conseguir. Ya no se llevan finas sino con cierto volumen, aunque ahora se empieza a llevar en EE.UU. a lo Frida Kalho y ¡me da miedo! Busquemos unas cejas bonitas y sexys y más atemporales, para no fastidiárnoslas por las modas... Pues para eso, sólo necesitamos un palito o algo fino y recto.
 
 

Siempre tomando de punto de partida el final de la nariz, ponemos el palito recto y ese será el principio de la ceja. Luego hacemos que atraviese por el centro del iris y ahí tendremos que hacer el arco. Finalmente haremos que pase por el final de nuestro párpado y ahí tendrá que terminar la ceja. Después peinamos la ceja hacia arriba, en vertical totalmente, y todos los pelillos que se salgan de la línea que hemos marcado antes, ¡para fuera!
 
 
 
 
 
 


Una vez hecha la "limpieza" nos ponemos a marcar las cejas para poder rellenarlas y pintarlas. Yo uso este lápiz que tiene punta por los dos lados; por uno marca y por otro ilumina la ceja. Si no me equivoco, no me costó más de 2 o 3 euros.

 
 
 
Una vez pintado el contorno, elegimos un lápiz de ojos del color de tu ceja y rellénalos huecos. Es decir, pintamos la ceja "por dentro". Y ¡¡mirad qué diferencia!!
 
 
 
 
Usamos alrededor de la ceja un iluminador. Como mi lápiz tiene las dos puntas, pues lo tengo fácil. Si no, pues el iluminador que tengas a mano o un lápiz blanco y lo marcamos bien y luego, lógicamente, lo difuminamos con los mismos dedos o con una brocha fina para que no quede un "pegote blanco". Y, como toque final, un poco de rímel en las cejas para darles más consistencia.
 

 

 
La primera vez puede que os parezca más "complicado", pero cuando lo has hecho un par de veces ya te sale sólo y te verás hasta rara si no sales con las cejas bien arregladas. Es que te hace el rostro muuuuy diferente. ¿Mejoramos mucho! si no, vuelve a mirar la primera foto de este blog...
 
Y recuerda que los pequeños detalles son los que marcan la diferencia.
 
¡Que paséis un Gran día!
¡¡Besazos!!

3 comentarios:

  1. Muchas gracias por enseñarnos como maquillarnos las cejas, pues la verdad es que yo tampoco me las maquillo y tienes razón que se cambia mucho.

    ResponderEliminar
  2. Y sí tienes las cejas más claras como lo hacemos?

    ResponderEliminar
  3. Hola!!!! Para rellenar la ceja tienes que usar un lapiz de ojos o labios que sea el que más se parezca al color del.pelo de tu ceja. Hoy en día hay de muchísimos colores! Yo lo uso oscuro pprque mi ceja es oscura... Y el rimel úsalo transparente

    ResponderEliminar

Blogging tips