domingo, 10 de noviembre de 2013

Atraídas por sus destellos

¿Habéis visto la película The Bling Ring? Es un película basada en hechos reales que se ha entrenado este mes de octubre en España. Escrita y dirigida por Sofía Coppola, la protagonista es Emma Watson (promesa de buena actriz a mi entender), y han colaborado "celebrities" como Paris Hilton o Lindsay Lohan. ¿Y esta mezcla? Pues porque ellas fueron algunas de las protagonistas de los hechos reales.
Todo pasó entre 2008 y 2009, cuando 5 adolescentes localizaron por internet las casas de famosos y decidieron entrar en ellas. Se llevaban lo que les apetecía. ¿Y eso? El mal de las redes sociales... o más bien, el de contar tu vida en ellas...  O el de que las cuenten... Estos famosos, de la talla de Orlando Blume o Megan Fox, iban a fiestas, estrenos, vacaciones... y estos chicos aprovechaban esas horas o días para cotillear al inspeccionar al milímetro sus mansiones. Se probaban su ropa, se hacían fotos con sus cosas... y cuando se cansaban, cargaban bolsas con lo que más les gustaba: bolsos, zapatos, ropa, joyas...y mucho dinero en metálico, ¡Y se marchaban! En casa de Paris Hilton entraron en 5 ocasiones!
 
E, insisto, son hechos reales. Y no fueron perpetrados por jóvenes desafortunados, sino por "niños ricos" que, por lo visto, se aburrían mucho en sus ratos libres... Sus robos, entre dinero, joyas, ropa y demás objetos de valor fueron de muuuchos, pero muuuchos millones. Sólo os digo que Paris Hilton se dio cuenta ¡¡a la quinta vez que le robaron!! y porque le desapareció una joya familiar de casi 3 millones de dólares.
 
Por cierto, una de las ladronas coincidió con Hilton realizando trabajos para la comunidad como condena y hasta se hicieron una foto juntas, en fin... Estos son los susodichos reales.

 
Y la pregunta que yo me hago es ¿por qué lo hicieron si eran "niños ricos"? Tenían todo a su alcance, creo que sólo les atraía el brillo de la fama. Se podrían haber comprado el Vuiton de Hilton, la cazadora de piel de Orlando Blume... pero lo que de verdad querían era entrar en sus vidas, en sus casas... Ver desde dentro cómo vivían e intentar ser ellos al probarse su ropa y sus joyas o tirarse un rato en sus camas. ¿Por qué nos llama tanto la atención la fama? ¿Por qué razón admiramos a gente que ni siquiera conocemos? Muchas veces ni les hemos oído hablar; sólo a sus personajes ¡y les adoramos! Es sólo por su dinero ¿o por algo más?
 
A lo mejor las vidas de algunos de ellos son sólo lo que vemos... son mejor, ¡o mucho peor! Tenemos una tendencia natural a admirar lo bonito, lo exitoso, pero si nosotros conociéramos la profundidad de algunas de sus vidas y ellos las nuestras, a .lo mejor serían ellos los que nos tendrían esa cierta envidia... ¿Lo has pensado?
 
Nos entretienen, desconectamos con ellos de la realidad, pero muy probablemente no querríamos ser ellos por más de una semana. Tenemos que disfrutar de quienes somos y no evadir nuestros problemas ocasionales perdiendo el tiempo admirando a los otros. Y si tu problema no es ocasional, si lo que realmente te pasa es que no eres feliz con tu vida, cámbiala. ¡Intenta hacerlo! y disfrutar de lo que tienes... Y si realmente sientes que no tienes nada... ¡sal de ahí! Lucha por tu vida. No te escabullas de tu realidad admirando la ficción de los demás.
 
Recuerda que no debes admirar lo que no conoces... Admírate a ti mismo.
 
¡Qué paséis un Gran día!
¡¡Besazos!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogging tips