jueves, 10 de octubre de 2013

Portazo a la Cistitis

¿Habéis tenido alguna vez cistitis? Es una infección urinaria que afecta a las mujeres por diferentes cuestiones; coger frío en la zona, tener mucho rato puesto el bañador/bikini mojado, tras relaciones sexuales si no nos lavamos bien después, deshidratación... por muchas cosas. Hay unas mujeres más propensas que otras, por supuesto. Algunas de vosotras no habrá tenido nunca y yo he tenido por todas juntas. También cuenta en esto el factor hereditario. Y es incómodo y doloroso. Te dan ganas de ir a hacer pis todo el rato y cuando vas, apenas te sale una gotita que arde y duele mucho... y vuelta a empezar. Al momento ya tienes ganas de ir al baño. Si las cistitis son fuertes y recurrentes puede incluso subir a los riñones y dañarlos.
 
El caso es que tuve mi primera cistitis a los 20 años, y desde entonces no podría ni contarlas. Pero lo que sí que sé ya es evitarlas gracias a dos simples cosas: agua y arándanos.
 
Y ¿cómo lo aprendí? Pues en la peor de mi vida... Hace unos años, en el George Washington University Hospital. En España cuando tenía cistitis iba a la farmacia desesperada, lloraba un poco si era necesario, y me daban el antibiótico mágico: Monurol. (en  verdad no te lo dan sin receta médica, por eso lo de llorar...). Te tomas un sobre y al rato se te ha pasado. Pero en EE.UU. esas tretas no valen... Así que acabé en el Hospital por una cistitis... (por cierto, haceros seguro médico porque la broma costó 800 dólares. Menos más que yo sí me había hecho un seguro de viaje por 45 €). Pues el caso es que así conocí la fruta que cambió mi vida: los arándanos. Allí lo venden en botes concentrados, que te los bebes y es mano de Santo. Y desde que los encontré en España, los tomo todos los días de mi vida. Un puñadito y listo!
 
 
Los compro desecados en Mercadona (están junto a las pasas, orejones, etc) y cuestan 1,55 €. También los venden frescos en algunos sitios pero a mí me gustan más estos y los puedo almacenar. La bolsa me dura 4 o 5 días. Yo me tomo un puñado en el desayuno y a veces con queso fresco batido o yogur, que me encanta. También lo echo en ensaladas... ¡de mil maneras!.
 
Lo peor es cuando voy de viaje... no puedo beber tanto agua como en casa y me deshidrato más... así que si voy de viaje, se vienen conmigo. A veces se me han olvidado o he ido a países donde me ha dado miedo llevarlos por las medidas de seguridad de sus aeropuertos, pero los he encontrado siempre... hasta en China los compré frescos en el supermercado. Es lo primero que compro al llegar a cualquier país. 
 
En casa ya no he vuelto a tener cistitis porque a la menor molestia bebo muuuucho agua y me como unos puñados y listo. Así que ya sabéis el truco mágico: ¡arándanos! Aunque también viajo, por si las moscas, con un sobre de Monurol para no tener que visitar más hospitales internacionales ;))
 
Y recuerda que más vale prevenir que lamentar...
 
¡Qué paséis un Gran día!
¡¡Besazos!!

5 comentarios:

  1. Hasta en los gin tonic están buenos :)

    ResponderEliminar
  2. Que ricos no sabía que servían para eso tmb!

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias! Lo voy a probar...

    ResponderEliminar
  4. Ya me los compré...ya te diré como me fue!

    ResponderEliminar
  5. Estupendo! Si te los puedes tomar en ayunas, mejor!! Yo los tomo después del agua con limón y el kiwi. Lo más importante es que no lo tomes junto a otras comidas! Tiene que ser con el estómago vacío o con yogur, a mí me encanta con queso blanco batido! No te olvides de contarme cómo te va! Ánimo!!

    ResponderEliminar

Blogging tips