miércoles, 23 de octubre de 2013

Cenas sanas, ricas y que no engordan!

¡Vuestros deseos son mis órdenes! En uno de mis primeros post una de vosotras me pidió que os contara lo más sano y recomendable para cenar, así que hoy os hablo de ello.
 
Una de las cosas más importantes es la HORA a la que cenamos. Ha de ser al menos 2-3 horas antes de acostarnos para tener hecha la digestión antes de irnos a dormir. Las personas que tienen reflujo, como es mi caso, lo tenemos que hacer 4 horas antes. Esto en España parece una locura, pero es lo más recomendable.
 
Y ahora vamos con los alimentos. Lo mejor es no juntar más de dos clases.
 
A- Hidratos de carbono: pan, pasta, patatas, arroz, azúcar, dulces en general...
B- Neutrales: verduras, hojas verdes, semillas, frutos secos, aceite...
C- Proteínas: carne, pescado, aves, huevos, yogurt...
 
Es fácil. Podemos juntar hidratos con verduras; proteínas con verduras; pero no hidratos con proteínas. Es decir A con B y B con C, pero nunca A con C.
 
Esta tabla es muy buena, salvo en lo de las frutas... La fruta no combina con NADA. Es mejor tomarla con el estómago vacío para asimilar todas sus vitaminas y, por lo tanto, no tomar de postre porque fermentará en el estómago y dificultará la digestión.
 
¡Pues vamos con casos concretos! Mucha gente piensa que cenar una o varias piezas de fruta está bien. Yo no soy de esa opinión. La fruta tiene mucho azúcar (fructosa) y es perfecta durante el día, pero a partir de las 6-7 de la tarde deberíamos evitarla por una razón: la fructosa nos da una energía que no necesitamos por la noche y que difícilmente quemaremos.
 
La otra cena que, por lo general, se piensa que es muy buena es la ensalada, pero también difiero. La lechuga se digiere bastante mal, por lo que tardaremos más en hacer la digestión, y las hojas verdes (verdura en general) suele producir gases. Además hay que tener muuuucho cuidado con los ingredientes que le echamos porque se puede convertir en una bomba calórica e indigesta (que si le echo queso, unas nueces, unas anchoas...) y el tomate en realidad es una fruta. Recordad la combinación de antes. 
 
Que sepáis yo la adoro para comer y la echo mil ingredientes (porque tengo el resto de la tarde para quemarlos y digerirlos) pero la evito para cenar. Pero, ¡oye! que si tu estómago lo aguanta bien, adelante.
 
 
 
Y qué daño ha hecho el famoso anuncio que nos invita a cenar un bol de cereales. ¡Eso sí que engorda! Aportan muchísimo azúcar, y del malo.
 
Lo mejor es cenar proteínas. Y mejor pescado que carne. Un pescado a la plancha es lo ideal, y ya si es pescado azul, sobresaliente. No vale frito ni rebozado, ¡ni de lejos! También pollo o pavo a la plancha es una buena cena, pero para por la noche, mejor pescado o marisco. Unos mejillones al vapor, calamar a la plancha, sepia (sin mayonesa ni alioli, por supuesto). Podéis pensar, pues vaya cenas más sosas, pues no tiene por qué. Lo podemos acompañar de arroz integral, por ejemplo, y úsas especias. Yo uso albahaca, hierbas provenzales, ajo molido... cada día una o varias distintas, y queda todo riquísimo y sanísimo.
 
Los hidratos de carbono también son buenos por la noche porque nos ayudan a descansar. Y pensaréis, ¿hidratos? ¡con lo que engordan! Pues un trozo de pan integral o un plato de arroz integral o una pequeña porción de pasta INTEGRAL no nos hará ningún mal, todo lo contrario. Eso sí, no valen salsas...
 

 
El primer plato son tallarines integrales con marisco y frutos secos son salsa teriyaki. El segundo son giosas (un plato japonés riquísimo y muy sano hecho, que parecen empanadillas pero con una masa mucho más fina) hechas con pasta integral  y rellenas de verduras. Sobre ellas salsa teriyaki. Sí, he dicho que sin salsas. Es mucho mejor echar sólo un chorrito de aceite. Además esta salsa, la Teriyaki, tiene azúcar (como el vinagre de Módena, ¡cuidado con él!) y solo ceno estos platos si luego me voy a dar un largo paseo o voy a salir por ahí o algo. No si me voy al sofá.
 
Entre mis cenas favoritas también están el puré de verduras, crema de marisco o de calabacín, calabacín al vapor (o con el Lekúe -uno de los mejores inventos del mundo- que lo cuece en 4 ,minutos) con pavo. Hay muchísimas cenas buenísimas que nos podemos inventar cada día. Fáciles y sanas, siguiendo la primera premisa de la combinación de los alimentos.
 
Y recuerda que lo más sano es "desayunar como una Reina,, comer como una Princesa y cenar como un Mendigo".
 
¡Que paséis un Gran día!
¡¡Besazos!!

6 comentarios:

  1. Gracias!!
    Te haré caso!
    Que fácil nos pones cuidarnos..
    Un besazooooo

    ResponderEliminar
  2. Me alegro que te guste!! Lo importante es la constancia.. Pero que si tienes una cena con amigos,¡olvida este post! y disfruta. Al día siguiente mucho agua y comida sana, come varias piezas de fruta y olvida las grasas ;)

    ResponderEliminar
  3. Hola me han dado muchas ganas de probar las giosas

    ResponderEliminar
  4. Continuo como se hacen??? O las compras hechas?gracias

    ResponderEliminar
  5. La verdad es que sólo las he probado en China y en restaurantes asiáticos de España. En China las hacen más hervidas y aquí, en los restaurante japoneses, más "al horno". Ambas estás buenísimas! Pero más baratas en España, lógico, te ahorras el viaje ;)) Son una delicia y muy sanas y tan ricaaassss (segrego jugos gástricos al recordarlas... mmmmm) Estas son de http://www.cometemallorca.com/wok-i-mes/ Di-VI-NAS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y sé que e algunos supermercados las veden (¿Mercadona?) pero "prefabricadas" no estarán tan buenas... Y no parecen ser muy complicadas e hacer ;)

      Eliminar

Blogging tips